cabecera1cabecera2cabecera3

2mokka-x-oct-16

Aranda implantará menús sin gluten para celiacos en los servicios municipales

Aranda - Noticias

gluten

 

En el Pleno que tendrá lugar este jueves en el Ayuntamiento de Aranda  de Duero se pondrá sobre la mesa la moción presentada por los siete grupos municipales que comprometerá al Consistorio a implantar y facilitar menús libres de gluten aptos para personas celiacas en aquellos servicios de su competencia. La moción va más allá, ya que el Ayuntamiento instará al gobierno de España a adoptar las medidas fiscales necesarias con las que se consiga un abaratamiento de los alimentos sin gluten. También a crear un sello único, público y homologado, que identifique los alimentos sin gluten, así como la identificación de los componentes de los productos elaborados con un tamaño, tipo y color de letra legible.


Con esta moción desde el Consistorio arandino se pedirá que el gobierno de la nación establezca políticas para la normalización y la igualdad de las personas celiacas, como la elaboración de un catálogo gratuito y libre de acceso de alimentos sin gluten, la provisión de información sobre esta intolerancia en los centros educativos, así como centros de acogida o residencias de ancianos entre otros.


Y es que según los estudios realizados, una de cada 150 personas en España no tolera los alimentos que contengan gluten del trigo, cebada o centeno, condición que se conoce como Enfermedad Celíaca o celiaquía. Se trata de una atrofia de las vellosidades intestinales que impide la correcta absorción de los alimentos y los nutrientes, y resulta más frecuente en mujeres que en hombres y en niños que en adultos.

 

El único tratamiento para la celiaquía es consumir alimentos sin gluten, pero no resulta sencillo mantener una dieta estricta. En primer lugar, porque no siempre resulta posible encontrar alimentos sin gluten, debido a la falta de diversidad suficiente, ni identificarlos como tales, debido a la ausencia de un sello público único que los identifique como tales.

 

En segundo lugar, porque los alimentos sin gluten son mucho más caros que los convencionales, hasta el extremo de que frecuentemente se verifica la llamada “regla del 300%”, que evidencia la enorme variación de precios que soportan los enfermos de celiaquía. Mientras que en nuestro país no existe ningún tipo de ayuda a las personas afectadas, en Suecia, Noruega, Finlandia, Francia, Dinamarca, Italia o Reino Unido existen compensaciones  económicas mensuales; en algunos casos, el Estado financia la gratuidad de los productos sin gluten para niños, jóvenes y personas mayores.

 

En tercer lugar, porque la celiaquía no está suficientemente normalizada y no existe información y respaldo adecuados en la mayoría de los establecimientos hosteleros, lo que se traduce en una mayor dificultad para el acceso normalizado de las personas afectadas a las opciones habituales de ocio y turismo.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrarte si no tienes ya una cuenta creada.

Acceso usuarios | Registrarse


busy
 

bannerdirecciondiariodelari